Todo lo que necesitas saber sobre la citología vaginal

60

Todo lo que necesitas saber sobre la citología vaginal, en ocasiones, cuando acudimos a una revisión ginecológica, nuestro médico nos realiza una citología vaginal o Prueba de Papanicolaou.

¿sabemos realmente qué es y cuál es su principal objetivo?

¿Qué es una citología vaginal ?

La citología vaginal es una prueba que se lleva a cabo para el estudio de las células pertenecientes al cuello uterino de la mujer. Para ello, se le introduce un cepillo y una espátula con el objetivo de realizar un raspado suave en el cervix.

Con esta prueba, se puede detectar la posible existencia de lesiones pre malignas o malignas cáncer cervico uterino e incluso infecciones vaginales, precancerosas o incluso infecciones vaginales y así poder llevar a cabo un tratamiento lo antes posible para su cura y mejoría.

¿Cuándo se debería comenzar a realizarla?

En la actualidad, los médicos aconsejan comenzar a realizar una citología vaginal a partir de los 21 años,  o también antes si se han mantenido ya relaciones sexuales, y repetirla al menos cada 3 años hasta los 65 años si se han obteniendo resultados normales en las últimas realizadas.

Además,  se recomienda no realizar la prueba a mujeres que no hayan mantenido antes relaciones sexuales ya que algunos cánceres se asocian a una previa infección por el VPH (Virus del Papiloma Humano) y el cual se transmite mantenimiento relaciones sexuales.

Hay casos concretos, en los que se sugiere hacer la prueba anualmente para llevar un mayor control. Es el caso de mujeres que:

  • Tengan una vida sexual muy activa.
  • Sus citologías anteriores hayan sido positivas.
  • Posean verrugas genitales a causa de sufrir del VPH (Virus del Papiloma Humano).
  • Tengan antecedentes de haber padecido alguna enfermedad de transmisión sexual.

¿Debo de tener en cuenta ciertos aspectos antes de realizarla?

La respuesta es sí.

  • No conviene ir a la cita cuando se está menstruando, ya que esto podría impedir la interpretación de la muestra extraída.
  • Evita mantener relaciones sexuales hasta 48h antes.
  • No realices lavados internos.
  • Evita usar tratamientos como óvulos, cremas o espermicidas los días previos a la prueba.

¿Cómo se realiza?

Muchas mujeres aveces entran en pánico antes de acudir a ciertas pruebas médicas puesto que desconocemos cómo se van a llevar a cabo y en qué consisten.

Al acudir a la cita, el médico nos mandará acostarnos en la camilla que se emplea para este tipo de pruebas, adoptando así la posición ginecológica o litotomía, muy común en las exploraciones de este tipo. A continuación, realizará el proceso mediante un cepillo y espátula para el raspado del cuello uterino.

La citología vaginal es muy simple y tarda menos de un minuto. No supone ningún riesgo y en principio es indolora puesto que, en ocasiones, dependiendo de la sensibilidad de la mujer puede causar alguna molestia.

¿Cómo se hace una citología?

Se inserta un especuló en la vagina, el cual es un instrumento con dos valvas que se separan y permiten abrir la cavidad vaginal y observar al fondo el cuello del útero. Con una pequeña espátula y un cepillo se realiza un suave raspado en el interior y en la parte externa del cuello de útero.

Cómo se hace una citología

¿Cuántos días sin relaciones antes de una citologia?

No tener la menstruación o haber dejado pasar por lo menos tres días después de que haya desaparecido el sangrado. No haber tenido relaciones sexuales tres días antes del examen. No haber aplicado óvulos, duchas o cremas vaginales, porque esto interfiere con el resultado de la citología.

¿Qué sucede si el resultado es positivo?

Como en toda prueba o examen, su resultado puede ser negativo o positivo. Si fuera negativo, querría decir que, estamos libres de cualquier enfermedad vaginal ya que no se han encontrado células anormales. Por el contrario, si su resultado fuera positivo, nos indicaría que las células extraídas son anormales y pueden advertir de la presencia de enfermedades cancerígenas, precancerígenas o incluso alguna infección vaginal. En este caso el ginecólogo procedería a la elaboración del tratamiento que viera oportuno.

Nunca hay que tener miedo a realizarse este tipo de pruebas, ya que nos ayudan a detectar posibles enfermedades y combatirlas a tiempo. Si hace tiempo que no te realizas una citología, ¡contacta con tu ginecólogo!

Todo lo que necesitas saber sobre la citología vaginal
3.5 (70%) 2 vote[s]