Sérum, es lo mejor en belleza,  aquí te daremos una serie de consejos de cómo usarlo, esperamos que te agraden.

Hemos escuchado tantas veces el discurso ‘gel, tónico e hidratante’ que ya lo tenemos interiorizado, sin ser conscientes de la ausencia de un paso fundamental para una rutina de belleza completa: el sérum. Un gran desconocido para algunos, pero un aliado indispensable para aquelllos que saben de su importancia. Ha de aplicarse –mañana y noche– tras una profunda limpieza y justo antes de cualquier otro tratamiento para potenciar sus efectos. Su labor es dejar la piel perfectamente tratada e incentivar los beneficios del producto posterior (hidratante, antiedad, protector…).

te puede interesar:  Rutina de belleza de las francesas

Sérum

La nueva línea Shiseido Ultimune es perfecta para integrar el sérum con la misma devoción que una hidratante en nuestro día a día. Para rostro, Shiseido Ultimune Power Infusing Concentrate, y para ojos, Shiseido Ultimune Eye, activan el poder de autodefensa de la piel y actúan como un ‘efecto vacuna’ para conseguir una aspecto luminoso, firme y con menos líneas de expresión. Con su uso continuado, mañana y noche, la barrera protectora de nuestra piel se fortalece y tiene una mayor capacidad para resistir, regenerarse y reaccionar ante los agresores externos. Y por lo tanto, para preservar su belleza.

Está desarrollado con una exclusiva tecnología combinada con ingredientes que aumentan el poder de autodefensa de nuestra dermis (Tomillo salvaje, Ginko Biloba y Perilla) y desprenden una fragancia de rosa y loto con un efecto relajante. Gracias a su fórmula, tras pocos días de aplicación, se percibe una piel de apariencia saludable, llena de vitalidad, mucho más suave e hidratada. Además, a medio y largo plazo, las arrugas se alisan, la firmeza se restaura y el tono se iguala. Síntomas claros de energía vital. Ultimune es la solución para prevenir los efectos causados por el envejecimiento y factores ambientales.

te puede interesar:  Las Chinas se mantienen bellas y hermosas gracias a una serie de hábitos

Fuente:vogue