Si no vas a estar con tu bebé a la hora de todas las tomas pero deseas que continúe alimentándose con tu leche, necesitas conocer técnicas y trucos para extraerla bien.

Secreto:Claves de una buena extracción

Existen muchos motivos que pueden llevar a una madre a extraerse la leche para que el bebé la tome después en biberón (reincorporación al trabajo, superar una mastitis o una obstrucción mamaria…).

Sea cual sea la razón, para que la extracción salga bien “es muy importante aprender cómo hacerla y coger práctica”, explica Pilar Martínez, asesora de Lactancia.

En todo caso, si has decidido empezar a extraerte la leche, deberás tener presentes varios aspectos.

te puede interesar:  Seguridad con niños, descubre todos los tips

Este proceso requiere práctica

Por eso, no te frustres si al principio te cuesta o sale poca leche. Las primeras semanas es más efectivo sacarla en varias sesiones cortas que en pocas sesiones largas. “Es fundamental estar tranquila y relajada. Hazlo en un lugar íntimo y sin interrupciones, porque el estrés complica la extracción”, aconseja Pilar Martínez.

Hay trucos para facilitarlo

Por ejemplo, extraer la leche de un pecho mientras el bebé mama del otro estimulará la salida del alimento. “También se puede extraer oliendo una mantita del bebé o viéndole dormir. La hormona oxitocina es la que genera la contracción de los alveolos y provoca la subida de la leche, por lo que si la estimulamos con algo que nos recuerde al bebé, hará que la leche salga mejor”, dice la asesora.

Tardas igual que con el pecho

El tiempo que necesitas para extraerte la leche suele ser el mismo que tarda tu bebé en vaciarte el pecho, aproximadamente 10 o 12 minutos. Tardarás una media hora en extraerla de los dos y de 15 a 20 minutos si utilizas un sacaleches doble.

te puede interesar:  Canciones Infantiles Para Niños y Niñas

Estimular el pecho ayuda

¿Cuál es el mejor momento para extraer la leche? Depende de cada madre. La leche materna se está generando continuamente, especialmente durante la toma, por eso muchas mujeres la extraen de un pecho mientras su bebé mama del otro. Otras madres prefieren hacerlo por las mañanas, cuando los pechos están más cargados. Y algunas aprovechan para hacerlo cuando el bebé se salta una toma o si en la misma no vacía el segundo pecho.

Si lo que se quiere es crear una reserva de leche para cuando toque volver al trabajo, lo ideal es hacerlo tres veces al día, entre toma y toma (una hora antes o después).

te puede interesar:  Alimentación durante el proceso de embarazo

Ideas para estimular el pecho

Una vez claro esto, llega el momento de comenzar el proceso. El primer paso es estimular los dos pechos antes de comenzar la extracción.

  • Masajear. Con el pecho descubierto, oprímelo hacia las costillas y haz un movimiento circular con los dedos en un punto, sin deslizar los dedos sobre la piel. Tras unos segundos, cambia a otra parte del pecho.
  • Frotar. Hazlo suavemente desde la parte superior hacia el pezón, de modo que produzca un cosquilleo, y continúa este movimiento desde los laterales del pecho al pezón.
  • Sacudir. Inclínate hacia adelante y sacude suavemente el pecho.

Ya estás lista para la extracción. No olvides ser muy escrupulosa con la higiene:lávate manos y uñas con jabón antes de comenzar, esteriliza el sacaleches y limpia todas sus piezas.

Fuente:http://www.crecerfeliz.es/El-bebe/Alimentacion-y-lactancia/Tecnicas-y-trucos-para-extraerte-la-leche/Estimular-el-pecho-ayuda