Precauciones

Precauciones en el gym, parece difícil creer que permanentemente cohabitamos con diminutos seres vivos, capaces de desarrollarse hasta en las condiciones más extremas e imposibles de eliminar por completo. No sólo se encuentran a nuestro alrededor sino que establecen su hogar dentro de nuestros propios cuerpos, especialmente en el sistema digestivo y en la piel.

Muchas veces los lugares que visitamos con mayor frecuencia se convierten en alberges propicios para que estos microscópicos individuos hagan de las suyas y escojan nuevas víctimas para atacar. Por ejemplo, al no ser un espacio de uso privado, quien acude a un gimnasio queda expuesto tanto a las condiciones higiénicas del lugar como a los hábitos y estado salud de todas las otras personas que hacen vida en él.

Precauciones: CONOCIENDO AL ENEMIGO

Bien es sabido que una clave para la victoria es identificar plenamente al contrario. En este caso nos referimos a los gérmenes, cuya motivación principal para invadir a humanos, animales y plantas es su propia incapacidad para vivir por su propia cuenta. Básicamente podemos reconocer a tres microenemigos a evitar en estos lugares de esparcimiento común: las bacterias, los virus y los hongos.

Las bacterias son células procariotas (sin núcleo definido) de diversas formas que pueden reproducirse en todos los hábitat terrestres y acuáticos. Mientras algunas son beneficiosas e indispensables para las funciones digestivas e intestinales, otras, las patógenas, pueden originar infecciones de distinta índole, algunas superables con tratamientos a base de antibióticos y otras tantas mucho más resistentes e incluso mortales, en el peor de los casos. Hay que destacar que si bien la microbiología ha logrado combatir eficazmente a algunas de ellas, una mayoría considerable es aún indescifrable para la ciencia.

Por otra parte están los virus. Estos gérmenes agentes de enfermedades dependen de un huésped para sobrevivir, pues no pueden mantenerse por fuera de otras células vivas. Una vez instalados tienen la capacidad de propagarse e infectar a cualquier organismo por pequeño que éste sea. Y es que su tamaño es tan reducido que pueden ser considerados submicroscópicos.

Fuente: http://esteticaysalud.com.ve/wordpress/index.php/2015/12/02/toma-tus-precauciones-en-el-gym-el-spa-y-o-la-piscina/#.V3rISfnhDIU