papera

papera es una enfermedad vírica que se transmite a través de las secreciones respiratorias. Hoy en día, existen casos de esta enfermedad en todo el mundo. Sus primeros síntomas suelen ser fiebre e inflamación de las glándulas salivares, pero puede tener graves complicaciones como, por ejemplo, meningitis o encefalitis. No puede tratarse con antibióticos. Existe una vacuna eficaz para su prevención.

Papera

La parotiditis (más conocida como paperas) lo causa un virus del grupo Paramyxovirus.

Se transmite a través de las secreciones respiratorias (tos, estornudos, moco, gotitas de saliva).

No existe peligro de contagio entre los animales, ya que sólo afecta a los humanos. En la actualidad, la parotiditis se da en todo el mundo.

Hay un periodo de incubación que dura entre 2 y 3 semanas. Después suele haber fiebre y el síntoma más característico es el hinchazón de glándulas salivares parotídeas, que están a ambos lados de la cara, por delante de las orejas. Pero esto no ocurre siempre ya que un tercio de los enfermos no tienen hinchadas las glándulas.

Puede tener complicaciones como:

  • Meningitis, que puede aparecer en el 10-30% de los casos.
  • Encefalitis (más grave) en 1 caso por cada 6.000 enfermos aproximadamente
  • Otras como:

– Orquitis (la inflamación de los testículos)
– Pancreatitis (el páncreas se inflama)
– Artritis (las articulaciones se hinchan)
– Tiroiditis (la tiroides aumenta el tamaño)
– Sordera

La afectación en adultos es mucho más grave (en ellos se produce más de la mitad de los fallecimientos). Si enferma una embarazada durante primer trimestre puede abortar (1 de cada 4).

¿Cómo puede tratarse?¿Tiene tratamiento?

Se pueden poner gammaglobulinas específicas frente al virus, puesto que los antibióticos no son eficaces.

Además, se intentará aliviar los síntomas como la fiebre, la inflamación, el dolor…

¿Es eficaz la vacuna?

Sí, bastante, puesto que desde que se vacuna habitualmente, la enfermedad ha disminuido en un 97%.

En España se vacuna desde 1981 con la conocida triple vírica, que incluye la vacuna del  sarampión, las paperas y la rubéola en una sola dosis.

Hacen falta 2 dosis: una a los 15 meses y un refuerzo posterior. La segunda toma se administra en función del calendario vacunal de cada comunidad autónoma.

Fuente:elbebe