limites

Es importante desde pequeño colocar límites en todo, para que desde pequeños desarrollen disciplina. Sí no somos los adultos los que les ponemos esos límites y no solo eso, sino que se los vamos explicando y haciéndoles entender el porqué de su existencia, los propios niños pondrán los suyos propios. Esto puede provocar que se exijan más, quizás, de lo que corresponde o establecerse puntos de control que les den seguridad a su entender, no sabiendo cómo manejar lo que es apropiado o no según su momento evolutivo.

Consejos para colocar límites en los niños

Aplicar límites proporcionales a su momento evolutivo, no exigiendo que cumplan normas que quizás todavía no pueden asimilar por su edad o por su desarrollo madurativo. No exigirles responsabilidades que ellos mismos no tienen por qué saber, explicarles lo que tienen que hacer y el motivo de ese límite que le ponemos para que entiendan cómo hacerlo.

Ser muy conscientes del momento de procesamiento lógico  en el que está el niño, no podemos hacerles cargo de que tengan que saber ellos cómo hacer algunas cosas. Siempre que un límite no se cumpla debe haber un punto de reflexión, hacerles ver que no lo han hecho bien, o cómo podrían haberlo hecho bien. Pero no desde la reprimenda sino desde la explicación sí podemos, será mucho más potente e irá calando en el menor de una manera más duradera que sí solo le reñimos y no hay conversación ni consecuencias.

Enseñarles también la opción de error. Nosotros también nos podemos equivocar y so solo nos basamos en el cumplimiento correcto de límites y normas en el futuro serán niños con mucha exigencia y frustración cuando no lo consigan.

Esperemos que estos sencillos trucos te sirvan para la crianza de toda tu familia y vivan en armonía

 

Fuente: enfemenino