Siendo un país de clima riguroso, es natural que la mayoría de los platos en Suecia tengan un carácter contundente, en donde abunda el pescado, (el salmón y el arenque son reyes) así como diferentes tipos de carne de ternera y cerdo. También es notable la presencia de alguno que otro animal exótico y salvaje como el reno o el alce, aunque su consumo varía según la región (es muy popular en Laponia, en el norte de Suecia).

Gastronomía sueca

El largo invierno también hace más difícil el consumo de verduras frescas, por lo que las carnes o pescados se suelen acompañar en gran medida por tubérculos como la patata, el nabo y la zanahoria, en muchas ocasiones bañados en salsas espesas. También se dejan ver mucho el repollo y el pepino en vinagre y los productos lácteos (el queso Västerbotten está considerado el rey de los quesos suecos) pero si hay un producto estrella que casi siempre es utiliza en la cocina sueca es la fruta del arándano y el lingonberry.

te puede interesar:  Arepa, un plato Venezolano

 El lingonberry es una fruta familia del arándano que no tiene traducción al español y dada su abundancia en la naturaleza, se utiliza en forma de mermelada y se coloca en infinidad de platos, como bebida refrescante para el verano, e incluso sobre carnes y vegetales, logrando un exquisito contraste entre dulce y salado, una de las marcas registradas de su gastronomía.

Desde luego que es común encontrar opciones de comida internacional en las grandes ciudades, donde suele triunfar la pizza y en especial la hamburguesa. Sin ir más lejos, en Suecia el establecimiento de comida rápida “Max” es altamente popular, sin embargo, la gastronomía del país nórdico tiene suficientes platos tradicionales y variedad para cubrir todos los gustos y paladares. A continuación, los 10 platos más representativos de la cocina sueca.

1. KÖTTBULLAR

No hay otro plato en Suecia más popular que el köttbullar y en ciudades como Estocolmo se pueden consumir prácticamente en cada esquina. Además de restaurantes, se consigue fácilmente en puestos callejeros y es una de las comidas más económicas que puedas conseguir. Se trata de las típicas albóndigas suecas de carne picada que se sirven bañadas en salsa y acompañadas de patatas, ensalada y mermelada de lingonberry. Si bien el sabor agridulce es un tanto peculiar al comienzo, la mezcla de la mermelada con las patatas y la carne se convierte en una sabor que engancha.

2. KNÄCKEBRÖD (PAN SUECO)

El pan sueco está presente prácticamente en todas las comidas y entre sus bondades tiene la característica de tener una larga duración y poder de conservación. Es un pan de harina de centeno horneado de forma plana y de consistencia rígida y se utiliza para acompañar las comidas o para comer como snack con mantequilla o mermelada, quesos

te puede interesar:  Recetas para preparar en familia

Fuente:http://www.vuelosbaratos.es/chispaviajera/10-platos-que-no-te-puedes-perder-en-suecia