Gargantillas

Gargantillas chockers, todo vuelve y la mezcla de denim, terciopelo y zapatos con plataformas es prueba viviente de ello de la misma manera, esta gargantilla ha revolucionado en todo momento y esperamos que siga asi

Gargantillas chockers

 Entre tanto revival, hay una palabra que no paramos de escuchar en todas partes y que tiene visos de alcanzar su punto culminante (en términos trendy) dentro de muy poco: el choker, una gargantilla noventera que arrasó en aquellos años, y que a golpe de celeb y de streetstyle, está volviendo a copar lo más alto de las tendencias en accesorios para el cuello. Las tendencias que estaban por venir para el 2015, doce meses después es momento de hacer recuento: entonces augurábamos que el choker minimalista sería el complemento-it de la temporada, pero la realidad ha superado todas nuestras expectativas, y hemos visto un aluvión de gargantillas de todas las formas, estilos y tamaños, prendas que incorporan chokers, pañuelos reconventidos en chokers y microgargantillas sleek, también con aspecto de choker. Vayamos por partes.
Lo que diferencia a este tipo de collares de otros más convencionales (los que nos hemos estado poniendo todos estos años sin saber que renunciábamos a una tendencia histórica, que ya llevaban las mujeres francesas en el siglo XVIII), es la forma y el modo en que se ajustan al cuello, hasta el punto de que en los años 40, la etapa inmediatamente anterior a los 90 en que el choker se puso de moda, las revistas como ‘LIFElos llamaban abiertamente ‘collares de perro’. El nombre no le restaba actitud a aquellas gargantillas, más elegantes y enjoyadas que las de aire grunge de los 90, a menudo con piedras de color cerradas en torno al cuello, o cintas de seda negra con un aplique justo debajo de la barbilla. Tanto unas como otras forman parte del revival que vivimos actualmente.
Fuente:hola