Fecundación In Vitro desde hace unos años se emplea de forma habitual la Fecundación in Vitro con microinyección intracitoplasmática, también conocida como ICSI por sus siglas en inglés (Intra Cytoplasmic Sperm Injection), que ha supuesto un gran avance en el tratamiento de problemas de fertilidad de origen masculino. Esta técnica consiste en la inseminación de un óvulo mediante la microinyección de un espermatozoide en su interior.Con la ICSI se precisa sólo un espermatozoide por óvulo. El óvulo una vez fecundando se convierte en un preembrión y se transfiere útero para que continúe su desarrollo. Hay cuatro estilos de realizarlo.

La fecundación invitro con ovulos propios y semen de la pareja, aquí siempre hay 60% de probabilidades de embarazo. La otra alternativa es con ovulos propios y semen de donante. Como tercera opcion es ovulos y semen de donante y finalmente ovulos de donante y semen de pareja.

te puede interesar:  Cojin Cucut, conoce la importancia del mismo

Fecundación , Técnicas

INVO puede utilizarse en ciclos de fecundación in vitro –tanto con óvulos propios y de donante, y ofrece los mismos resultados de éxito que un tratamiento convencional. El funcionamiento es sencillo: una vez obtenidas las muestras necesarias para generar los embriones (semen y ovocitos) o una vez inseminados los óvulos en el laboratorio, las muestras se colocan en el dispositivo y este se introduce en la vagina de la mujer, donde permanecerá entre dos y tres días. Durante este tiempo, la mujer podrá hacer una vida prácticamente normal, evitando tener relaciones, tomar baños o viajar en avión durante los días que lleve el dispositivo.

Cuando se produzca la fecundación, será el calor de la futura mamá el que dará las mejores condiciones a los embriones para que se desarrollen correctamente. Una vez estén preparados, el médico extraerá el dispositivo INVO de la vagina de la mujer para recuperar los embriones, y seguidamente los transferirá, ahora ya sí, en su útero, donde se implantarán para empezar a desarrollarse.

te puede interesar:  Cuento infantil Hansel y Gretel

 

La IMSI consiste en realizar una selección previa de los espermatozoides mediante un microscopio quince veces más potente (alrededor de unos 6.000 aumentos) que los que habitualmente se utilizan para realizar la ICSI (400 aumentos) en el laboratorio de fecundación in vitro.

Gracias a este microscopio los biólogos pueden ver la morfología interna de los espermatozoides y descartar aquellos con anomalías. Al poder seleccionar los espermatozoides sin alteraciones morfológicas se cree que aumentan las posibilidades de éxito en la implantación del preembrión y disminuyen las probabilidades de aborto.

Es una técnica que aún necesita de estudios bien diseñados como para demostrar su verdadera eficacia y validez para ser utilizada habitualmente en el laboratorio de reproducción asistida así como para ser recomendada con suficiente evidencia científica.

te puede interesar:  ¿Cómo es la Historia De La Inseminación Artificial y sus detalles?

La IMSI podría mejorar las posibilidades de la fecundación in vitro y se puede recurrir a ella en caso de haber realizado varias Fecundaciones in Vitro, FIV, sin éxito.

Fuente: https://www.eugin.es/fecundacion-in-vitro/