Decoración

Decoración Japonesa, La ausencia de puertas

El carácter abierto que reina en los espacios sin puertas también debe estar en línea con la forma de vida de sus habitantes. La imagen proyectada en la casa será totalmente diáfana: sin puertas, sin separaciones… para moverse con total libertad de una estancia a otra y apostando así por una vida cotidiana muy natural y sin ninguna “interrupción” (al menos física).

  1. Be quiet

La calma y el relax son dos de las características primordiales que reinan en una casa de estilo japonés. La naturaleza y los materiales puros, sinceros y relajados procuran un estado Zen que invade toda la casa.

Decoración Japonesa

  1. Fuera paredes

Dentro del ímpetu por romper con todas barreras físicas que podemos encontrarnos en la casa, las paredes también suelen ser escasas en este tipo de decoración.

El mobiliario formará una parte esencial para lograr esa libertad que buscamos para nuestro hogar por eso, debemos tener en cuenta:

  • Organizar la distribución de la vivienda: protege los dos dormitorios (principal y de invitados) del resto de la casa, por ejemplo, sepáralos por un muro de carga.
  • De esta manera, podrás utilizar dos habitaciones al mismo tiempo como por ejemplo el salón y la cocina. Una bancada que recorra estas dos habitaciones integrará por completo los dos espacios.
  • Los cajones secretos para almacenar todo aquello que necesites para así “quitarlo de en medio”. El interior de la bancada que te proponemos en el punto anterior, estanterías con altillos, canapés abatibles y cualquier rincón que podamos utilizar para guardar todo aquello que perturbaría la armonía del hogar Zen.
  1. La luz natural es vital

La tierra, el agua o la luz son algunos de los elementos naturales más importantes para el estilo japonés.

En ellos está basada este tipo de decoración por ello, los lugares de amplia luz natural y el mobiliario de madera se convierten en imprescindibles. Uno de los trucos que nos muestra Habitissimo en el ejemplo de vivienda de estilo japonés que nos proponen es que al final de las paredes de madera de pino vemos el acabado en el techo con un vidrio enmarcado en perfilería de acero lacado en negro gracias a ello se consigue que la luz llegue a todos y cada uno de los rincones de la casa

 

Fuente: http://www.enfemenino.com/disegno-arquitectura/estilo-japones-s1926640.html