Lo que no esta en nuestra manos es que no podemos detener el tiempo y tener le piel firme, joven y radiante. Pero desde el tipo de tratamiento adecuado a los factores ambientales, todo es importante a la hora de cuidar nuestro rostro. En este articulo te mencionamos algunos consejos para que luzcas una piel joven.

Cómo prevenir el envejecimiento de la piel

1) Limpieza. Toda mujer que llegue a su casa debe lavarse la piel, está maquillada o no, dado que todo el tiempo estamos expuestas a partículas contaminantes. Importante: no utilizar productos abrasivos y consultar con un médico cuál es el indicado para cada tipo de piel, ya sea seca, sensible. Al finalizar la limpieza, se puede aplicar agua termal, ya que es hidratante y termocalmante.

te puede interesar:  Excelente Tutorial Para Hacer Las Mechas Californianas

2) Hidratación. Colocar el tratamiento antiedad. Por ejemplo, la vitamina C posee un potente poder antioxidante, ya que mejora la textura de la piel y tiene un efecto iluminador sobre ella. Además, protege contra el daño de los rayos UV, mejora la cicatrización de heridas, marcas y quemaduras, incrementa la producción de colágeno, reduce arrugas y líneas de expresión, mejora la textura e ilumina el rostro.

3) Protector solar. Colocarlo es fundamental a partir de los seis meses de vida. Para los niños, el factor recomendado es 50 y para adultos, mínimo 30. Hay que ponerlo entre 20 y 30 minutos antes de salir, así sea invierno o esté nublado, porque igual estamos expuestos a los rayos ultravioletas. Importante: la protección debe ser tanto para rayos de tipo UVA como UVB. La combinación de ambos penetran hasta las capas más profundas de la piel.

te puede interesar:  Estilos en Delineado de Ojos

4) Alimentación. La dieta es fundamental para evitar el envejecimiento cutáneo. El azúcar, las carnes rojas, los lácteos y los alimentos procesados sin los más dañinos. Para tener un parámetro, habría que ingerir alrededor de 2.000 calorías diarias. Importante: la forma de cocción es fundamental; hay que evitar hacer “costrita” a la hora de cocinar la carne o no dejar que se queme la tostada. Esto produce más radicales libres e inflamación y destruye las fibras de colágeno.

5) Tabaco. El cigarrillo provoca deshidratación, por eso el cutis parece áspero. A esto se suma que sus líneas de expresión son diferentes, más estrechas, profundas y con contornos bien marcados. Los fumadores de 40 a 49 años tienen una probabilidad de arrugarse idéntica a la de los no fumadores de 60 o 70.