INGREDIENTES:

  • Harina de Maiz (La más comercial es la Harina P.A.N.)
  • Agua

INGREDIENTES QUE TENEMOS EN CASA:

Sal, aceite

UTENSILIOS A UTILIZAR:

Sartén, bowl para amasar, espátula de cocina

PREPARACIÓN:

1.- En un sartén a temperatura media colocamos unas gotas de aceite y expandimos con una servilleta uniformemente en toda la superficie del sartén.

2.- Colocamos en un bowl 1 taza de agua, le agregamos una pisca de sal,  la mitad de  una cucharadita pequeña de aceite, poco a poco le vamos agregando la harina de maíz amasando constantemente hasta lograr un punto homogéneo sin llegar a endurecer (se puede añadir un poco de agua si se pasa de la consistencia adecuada).

te puede interesar:  Historia del Té, conoce un poco de esta bebida tan frecuente

 

3.- Se toma un poco de la masa en las manos en forma de bola a modo que sea del tamaño de una ciruela grande, con ayuda de las manos se va haciendo una bola hasta quedar lo más redonda posible, y luego se procede a aplastarla con las palmas de las manos (mi truco es intentar aplaudir moviendo las manos de lado a lado) así lograremos tener la forma de un disco de masa que inmediatamente se colocará sobre el sartén caliente.

4.- La masa debe dejarse cocinar a fuego medio por ambos lados aproximadamente unos 8 mins. por cada lado, debe de quedar de un color dorado tostado ténue y listo!. Perfecta para degustar con tu relleno favorito.

te puede interesar:  Grano del Café, curiosidades que debes tener en cuenta

Consejo adicional: Si tenéis tiempo puedes dejarla en el horno a unos 180 grados por 10 mins. y quedarán crujientes (super tip).

Fuente: https://loquequierelagente.com/