Las canillas por ser panes que no lleva masa madre se conservan por poco tiempo y al día siguiente ya comenzarán a ponerse duras. Lo que suelo hacer si no voy a consumirlas todas el mismo día es envolver bien las que sobran en plástico adherente y las congelo, Para consumirlas bastará con sacarlas del congelador media hora antes y meterlas en el horno unos minutos para que se calienten. También se pueden rebanar y tostar como de costumbre.

Esta receta alcanza para 3 canillas de 250 gr c/u.  Si se duplica la cantidad se obtienen 6 canillas que bien alcanzan para casi toda la semana aunque dudo sinceramente que puedas comerte solo una ya que la verdad no tiene nada que envidiarle a algunas canillas que he probado recientemente.

También puede añadirse semillas de sésamo (ajonjolí) tostadas y/o hierbas secas como romero u orégano, debo decir que el olor que desprenden con orégano es sencillamente irresistible.

Pan Casero

Ingredientes:
  • 450 g (3 tazas y 1/2) de harina todo uso
  • 270 g (1 + 1/4 de tazas) de agua
  • 7 g (2 + 1/4 de cucharadita) de levadura seca instantánea
  • 8 g (2 cucharaditas) de sal
  • 9 g (2 cucharaditas) de azúcar
  • 18 g (1 Cucharada) de margarina
Instrucciones:
  1. Mezclar todos los ingredientes en el cuenco de una batidora de trabajo pesado (yo utilizo una Kitchen Aid) por 5 minutos a velocidad baja hasta que todos los ingredientes formen una masa compacta. Aumentar la velocidad un paso y seguir amasando por 3 minutos hasta que la masa se torne suave y se despegue de los bordes del cuenco. (Si se amasa a mano, formar una corona con la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Agregar el agua en el centro y mezclar con la mano de afuera hacia adentro incorporando la harina con el agua. Una vez formada la masa incorporar la margarina y amasar fuertemente por 10 a 15 minutos hasta que la masa se torne suave y ya no se pegue de las manos. Agregar un poco de harina en caso necesario)
  1. Separar la mas en tres partes iguales y formar rectángulos de aproximadamente10x15 cm.
  2. Enrollar la masa aplanándola con el dorso de la mano en cada vuelta (ver este videoexplicativo).
  3. Dejar reposar las canillas en una bandeja ligeramente engrasada y cubiertos con un paño de cocina limpio por 1 hora
  4. Mientras pre-calentar el horno a 200˚C
  5. A los 45 minutos de levado hacer cortes diagonales sobre la canilla con un exacto, hojilla o cuchillo muy afilado, los cortes deben ser rápidos y precisos para no arrastrar la masa.
  6. Llevar al horno precalentado y rociar con agua (con un atomizador) el interior del horno para crear vapor. Esto contribuye a formar una corteza mas crujiente (también se puede agregar agua en la grasera del horno para formar aún más vapor).
  7. Hornear las canillas por 25 a 30 minutos o hasta que doren y al golpearlas por debajo suenen huecas.
  8. Retirar del horno y dejar enfriar por completo antes de consumir (aunque no creo que resistas arrancar un pedazo para comerlo untado con mantequilla).
  9. Si no se van a consumir el mismo día, se pueden envolver en plástico transparente (una vez frías) y congelar hasta su consumo. Duran al menos 2 meses congeladas.

Fuente:http://www.elgatogoloso.com